Que es el prolapso rectal

gastroenterólogo Jun 20, 2024
Que es el prolapso rectal

El prolapso rectal es una condición médica que se caracteriza por la salida del recto, la última porción del intestino grueso, a través del ano. Este fenómeno puede presentarse de manera parcial o completa, dependiendo de la gravedad del caso. 

Esta afección no solo causa una evidente incomodidad física, sino que también puede provocar una serie de complicaciones y síntomas adicionales que afectan la vida diaria del paciente. Las tareas cotidianas, como sentarse o caminar, pueden convertirse en actividades dolorosas y difíciles. Además, la necesidad de realizar frecuentes correcciones manuales del prolapso, especialmente durante y después de las evacuaciones, puede ser una fuente constante de ansiedad y vergüenza.

Aunque el prolapso rectal no suele ser una amenaza inmediata para la vida, sus efectos a largo plazo pueden ser debilitantes si no se tratan adecuadamente. Hoy veremos todo al respecto de que es el prolapso rectal.

Tipos de prolapso rectal

El prolapso rectal se puede clasificar en varios tipos, según la extensión y la severidad del prolapso. Esta clasificación es importante para determinar el enfoque de tratamiento más adecuado y entender el pronóstico de la afección.

Prolapso mucoso

El prolapso mucoso se refiere a la protrusión de solo la mucosa del recto, que es la capa más interna de este órgano. Este tipo de prolapso es más común en niños y se debe a la debilidad de los tejidos rectales que aún están en desarrollo. En los niños, esta condición a menudo se resuelve por sí sola con el tiempo y con el manejo adecuado del estreñimiento. Los padres pueden notar una masa pequeña y roja que sale del ano del niño durante las evacuaciones o cuando se esfuerzan. A pesar de que puede ser alarmante, el prolapso mucoso rara vez causa complicaciones serias y generalmente responde bien a tratamientos conservadores, como cambios en la dieta y medidas para evitar el estreñimiento.

Prolapso parcial

El prolapso parcial ocurre cuando solo una parte del recto se desliza fuera del ano. Este tipo de prolapso puede ocurrir en personas de cualquier edad, pero es más común en adultos. Los síntomas pueden incluir una sensación de bulto o masa en el área anal, especialmente durante las evacuaciones. A diferencia del prolapso completo, en el prolapso parcial no toda la circunferencia del recto se desplaza hacia afuera, lo que puede hacer que sea menos evidente y, a veces, menos doloroso. Sin embargo, todavía puede causar síntomas molestos como sangrado y malestar, y puede requerir tratamiento para prevenir su progresión.

Prolapso completo

El prolapso completo es el tipo más severo y se caracteriza por el desplazamiento de todo el grosor de la pared rectal hacia afuera del ano. Este tipo de prolapso es más común en adultos, especialmente en mujeres mayores y en personas que han tenido múltiples partos vaginales. Los síntomas incluyen una masa significativa que protruye del ano, incontinencia fecal, sangrado, y dolor. La masa puede ser visible y palpable, y a menudo los pacientes deben empujarla manualmente de vuelta al recto. Este tipo de prolapso puede tener un impacto grave en la calidad de vida y generalmente requiere intervención quirúrgica para corregirlo.

 

 

Causas del prolapso rectal 

Las causas del prolapso rectal pueden variar considerablemente según la edad del paciente. En niños y adultos, las causas pueden ser bastante diferentes debido a las diferencias en la anatomía y las condiciones de salud.

En los niños, el prolapso rectal a menudo se debe a una debilidad congénita de los músculos del piso pélvico y la estructura anatómica. Los niños pequeños tienen músculos y tejidos que aún están en desarrollo, lo que puede predisponerlos a esta afección. Además, ciertas prácticas, como el entrenamiento temprano para ir al baño o episodios recurrentes de esfuerzo debido al estreñimiento, pueden agravar esta debilidad. Los problemas nutricionales y las infecciones gastrointestinales frecuentes también pueden contribuir al desarrollo del prolapso rectal en niños.

En adultos, las causas del prolapso rectal son generalmente más complejas e involucran una combinación de factores anatómicos, neurológicos y de estilo de vida. Las principales causas incluyen:

Debilidad muscular

El debilitamiento de los músculos del piso pélvico debido al envejecimiento es una causa común del prolapso rectal en adultos mayores. Con la edad, los músculos y los tejidos conectivos pierden elasticidad y fuerza, lo que puede llevar a una menor capacidad para sostener el recto en su posición correcta. Esta debilidad puede ser exacerbada por factores como la menopausia en mujeres, que reduce los niveles de estrógenos y afecta la tonicidad muscular.

Lesiones o enfermedades que afectan los nervios que controlan los músculos del recto pueden contribuir significativamente al desarrollo del prolapso rectal. Condiciones como la neuropatía diabética, la esclerosis múltiple, y lesiones de la médula espinal pueden interferir con la función nerviosa normal, debilitando el control muscular y facilitando el prolapso.

Esfuerzo crónico

El estreñimiento crónico y el esfuerzo excesivo durante las evacuaciones son factores de riesgo importantes para el prolapso rectal. El esfuerzo repetitivo aumenta la presión intraabdominal y ejerce una tensión constante sobre los músculos del piso pélvico y los tejidos rectales. Esto puede llevar al estiramiento y eventual desplazamiento del recto. Hábitos como pasar largos periodos de tiempo en el inodoro también pueden agravar este problema.

Síntomas y señales del prolapso rectal

Los síntomas del prolapso rectal pueden variar según la severidad del prolapso. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

Protrusión del recto

Una de las señales más evidentes del prolapso rectal es la protrusión del recto, que se manifiesta como una masa o tejido que sobresale del ano, especialmente durante la defecación. En los casos más severos, esta masa puede ser visible y necesitar ser empujada manualmente de vuelta al interior del recto. Esta protrusión puede ocurrir de forma intermitente al principio, pero en casos avanzados, puede estar presente constantemente.

Sangrado rectal

El sangrado rectal es un síntoma frecuente, que puede variar desde sangrado leve hasta moderado. Este sangrado ocurre debido a la irritación y daño de los tejidos rectales protruidos, especialmente durante la defecación. La sangre puede ser visible en el papel higiénico, en las heces o en la ropa interior. Este síntoma puede ser preocupante para los pacientes y requiere atención médica para descartar otras causas más graves de sangrado.

Incontinencia fecal

La pérdida del control sobre las evacuaciones, conocida como incontinencia fecal, es otro síntoma significativo del prolapso rectal. Esta condición puede llevar a accidentes y manchas en la ropa interior, lo que puede ser extremadamente embarazoso y afectar la calidad de vida del paciente. La incontinencia puede ser parcial o completa, dependiendo del grado de debilitamiento del esfínter anal y del control muscular del recto.

Dolor y malestar en la región anal

El dolor en la región anal y abdominal es común en los pacientes con prolapso rectal. Este dolor puede ser especialmente intenso durante y después de la defecación debido a la fricción y el esfuerzo sobre los tejidos prolapsados. Además del dolor físico, los pacientes pueden experimentar una sensación general de malestar y sensibilidad en la zona afectada.

Sensación de presión o pesadez

Una sensación constante de presión o pesadez en el recto es otro síntoma característico del prolapso rectal. Esta sensación puede ser comparada con la de tener un objeto extraño en el recto y puede ser persistente, incluso en reposo. Esta presión es resultado de la protrusión y el desplazamiento de los tejidos rectales, que ejercen una tensión continua sobre los músculos y nervios de la región pélvica.

Otros síntomas asociados al prolapso rectal

Además de los síntomas mencionados, algunos pacientes pueden experimentar dificultades para evacuar, como el tenesmo, que es la sensación de evacuación incompleta, y el estreñimiento crónico. También pueden presentarse secreciones mucosas del ano y una irritación constante de la piel perianal debido al contacto con los tejidos prolapsados. La combinación de estos síntomas puede afectar significativamente la calidad de vida y el bienestar emocional, generando hasta ansiedad y depresión.

 

Diagnóstico y tratamiento del prolapso rectal

En el diagnóstico y tratamiento del prolapso rectal, tanto los gastroenterólogos como los proctólogos tienen roles importantes.

Los gastroenterólogos pueden ser el primer punto de contacto si experimentas síntomas de prolapso rectal. Ellos pueden realizar evaluaciones iniciales, como exámenes físicos y procedimientos endoscópicos (anoscopia y sigmoidoscopia), para diagnosticar el problema. Además, pueden gestionar condiciones gastrointestinales asociadas, como el estreñimiento crónico, que contribuye al prolapso rectal.

 Los proctólogos son los especialistas más indicados para manejar casos complejos de prolapso rectal, especialmente aquellos que requieren intervención quirúrgica. Ellos tienen una formación específica en procedimientos quirúrgicos y pueden realizar una variedad de técnicas para corregir el prolapso, como la rectopexia, resección rectosigmoidea y procedimientos perineales.

El tratamiento puede variar según la severidad y el tipo de prolapso, así como la salud general del paciente. Las opciones de tratamiento incluyen medidas conservadoras, tratamiento médico y diversas intervenciones quirúrgicas que dependen de la evaluación y el diagnóstico médico.

Después del tratamiento, es crucial seguir las recomendaciones médicas y asistir a las citas de seguimiento para asegurar una recuperación adecuada y evitar recurrencias. Las recomendaciones pueden incluir continuar con una dieta rica en fibra, realizar ejercicios del piso pélvico regularmente y evitar esfuerzos excesivos durante las evacuaciones

 

RETO de 14 días "Adiós hinchazón

 

2 semanas en un grupo de Whatsapp, para eliminar la inflamación abdominal de la raíz, sin dietas restrictivas.

Ver más

Como se lleva una dieta baja en fibra

¿Qué son los pólipos en el colon?

¿A partir de qué edad se recomienda la colonoscopia?

¿Qué significan las deposiciones flotantes?

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD MÉDICA:

La información en esta página web no pretende reemplazar el diagnóstico o consejo médico. La información contenida en esta página web y todas mis redes sociales está destinada a compartir el conocimiento de la investigación y la experiencia de Linda Baumgartel y los expertos que han contribuido.

Todos los valores son finales y no se hacen devoluciones.